Morbo Canibal-2015

1- ¡Fuera!

Hay un señuelo en este juego
de tiro y caza mayor.
Sabrosas trampas... ¡bonitos quesos!
bajo mi hocico de ratón.
Son los demonios, en decadencia,
que asoman sin pestañear.

Sé, de mis falencias para jugar.
¡Fuera! De mi cabeza, de mi callar, de mi soñar,
de mi brillar ¡Fuera de acá!

La guillotina de los confiables
besa y acaricia mi piel.
“Noticias frescas, sartrerizadas,
contentan al vulgo chillón”.

...Sé de esas recetas para encantar.

De vez en cuando nos adormecen
Con sonrisitas de Pierrot.
Rascan el fondo de la basura por mierdas que son
pecados de hoy…la suerte de hoy.
Hasta donde sé…volveré a pensar.

2- Mary Kelly

Desde el infierno enviaré otra carta hoy.
Saldré a rondar con mi cuchillo cazador.
Será la última tajada y luego me iré.
Seré pulsión de un triste siglo por caer.

¿Dónde estás?

Bajo la piel se esconde la animalidad.
Con ojos de carnero tieso rogará.
Besaré sus entrañas y deleitaré
mi propia manzana, mi arte ¡mi sed!

¿Dónde estás?

Debajo del abrigo, allí en Miller`Court,
con mi destreza silenciosa y un reloj,
observo una silueta ebria y un buen salto doy
hasta cortar, allí, su respiración.

3- Orgullo

Si pudiera ahogar mi ignorancia,
Y mandar al muere mi arrogancia
¿Seguiría siendo un animal?

Despacito, muy despacito
fuimos anidando en este mito
que rebalsa de infelicidad.

Es que ya no bebo
una copa a tu salud.
Es que ya no enciendo
una vela a tu salud.
No pienso en cena para dos ¡mi amor!
Nuestro dulce milagro se agotó.

En bote de ladrillos, partimos
a una isla que nunca llegamos.
¡Al naufragio con nuestro soñar!

No pienso más...
Sangró, sufrió…mi amor.

4- Voces en el agua

Ahora es el agua, quien morderá mis pies,
que intentará hundirme.
Cubre mis piernas, quiere hacerme flotar...
...y desaparecer.

Trepo a una reja, escalo un paredón
(si caigo perderé).
Es de noche, llueven coches, lágrimas también…
... ¡viajan así, a la deriva!

No hay nada, a mi espalda es toda oscuridad
¿Adónde estaré, mi amor, mañana?
Si quiebra mi vida en este día
¿Adónde estaré, mi amor?

Hay más de un grito desesperado y yo,
rogándole a la muerte:
- No me lleves. Esta noche ¡No!
y embrujó los dados.
¡Destino sobrio y delineado!

¡Pude esquivar esta partida!
Remó la suerte ¡aquí!(a mi lado)
Lloré una muerte (y tantas otras más).
Calles colmadas de miedo y barro
sellan en la piel tatuajes...
...que jamás sanarán.

5- Princesa Gruyere

Es tan bonita, tan pequeñita,
Es mi princesa gruyere.
Sueña con hadas de pieles lila
Mi linda nena gruyere.

Duerme en mi pecho.
Con su sonrisa
hace a mi boca babear.
Ríe en el agua, es mi desvelo,
la beso en la oscuridad.

La arrullan mis brazos,
hasta hacerla desmayar.
Soy un tonto nuevo
que no deja de llorar.

Es una rosa en mi tormenta
mi linda nena gruyere.

6- Buenos Aires mon´amour

El mono viste a la moda.
Con traje Armani merienda en
el bar “Pimpollo”.
Le sirven una copa de merlot dulce ¡mimoso!
para su lengua entibiar.
La tristeza es su felicidad.

Las miserias de hoy... se pagan mañana.

El mono se siente solo.
Con pizquitas de azafrán condimenta penas.
Entre sus piernas, una Ducati rosa ¡furiosa!
ronronea sin piedad.
¡No hay velocidad a donde escapar!

Las miserias de hoy... se pagan mañana.
El mono maldice a todos.
¿Hasta donde llegará?
Vende la mezquita de los monos
que lo bautizaron a la orilla del Jordán.

7- Silencio es salud

Esta vez se hizo tarde
para mirarnos a los ojos.
¡Yo me rajo de acá!
No hubo gracias para aquel
que te salvó de la balacera
de anoche (en reproches te perdes).

Siempre esperando
más de lo que puedo dar.
Siempre espiando...
...si hay alguien más...

Otra vez se hizo tarde
para asestarle buenos golpes
a esa jeta indiscreta.
Sos como un film (de los de ayer)
que siempre vuelve, que no ofrece nada
(solo trucos mejorados).

Siempre esperando
más de lo que puedo dar.
Siempre espiando
si hay alguien más...para foguear.

8- Más de vos

No es extraño que no estés acá,
dormitando en mi almohada
que me habla de vos.

¡Lindo insomnio!
...y es la sed de este cuerpo que pide más,
¡ay! Mucho más de vos, mucho más de vos,
más de nosotros dos.

Enfrascados en ese ritual de ignorarnos.
Si es que cedo ¿Seré el perdedor?
¡Fea trampa!
La insolencia absurda, de los dos,
se convirtió en puñal que corta la piel
(que niega respirar).

La cosa es sencilla:
somos fuego quema fuego.
“ No mires al cielo que no se caerá”.
¿Será así de simple?

También tengo miedos,
también tengo sueños por soñar.
¡Bendita paciencia! ¡Linda! ¡Oracular!

Quilombitos, para resolver dulcemente.
No es extraño que no estés acá.
¡No te escapes! Aun siento que algo brilla
y es por vos.
¡Ay! Dame más de vos, mucho más de vos
más de nosotros dos.

Mucho más, mucho más de vos.
¡Ay! Mucho más, mucho más de vos.
¡En el cielo hablan de vos!

9- Ceremonia y Psicodelia

Cuando olfateó, no quedaban ni sombras,
alrededor, botellas de “Jamaica” y coñac.
...y el sol lamiéndole la cara,
gastándosela.
Mezcla de ceremonia y psicodelia,
de Manitú y rezos de Satán.
Pedazos de joystick engalanando el patio,
para coronar.

“Cegaron las horas de mi memoria
...quemándolas”

“Fue mi puta inconsciencia… ¿absurda?
Y vos... robando ante mis ojos rotos”.

10- Diamante en sangre

Probé un diamante rojo
que dibujó mi boca incinerada
por un beso espeso.

Mordí manzanas de oro.
Bebí mis lágrimas en algún cielo...
hasta disecarme.

La noche despierta,
Enciende mis ojos sulfatados,
me implora ¡me muestra!
donde dejar mi cuerpo tirado.

Martiricé a la espina
que se clavó en mi dedo maquillado
con mierda y orquídeas.

¿Qué es lo que me espera?
No veo mi sombra entre las sombras.
Hay un frío seco que se mete
en mis venas vencidas.

11- Cena de cerdos

Lothar: lector letal, libertino.
Monsiour Mierda: mordaz, malnacido.
Dana: diva, diablita de diarios.
Takeshi Taro: tirano tiroteado.

Son cerdos, en la mesa de Sam,
que devoran un cordero.
Y el pavo real ríe sin fin.
¡Triste! ¡Payaso! ¡Infeliz!

Ilona Italy: insípida, indolente.
Anastasia: anfibia, algo ardiente.
Odette Oda: orzuelo omnipresente.
Sir Scott: severo, sacrílego, sin seso.

Señores míos:
Desde hoy no seré esclavo.
Seré la voz de nuestros silenciados.
Y aquel que crea que al guetto ha maniatado
Será la cena de algún otro amo.